Uncategorized


RUI Sparkling Wines: Un espumante con aromas y texturas nuevas por descubrir.

Por: Vale Rudolphy

Imagina esto: el sur de Chile. Frutillar, Puerto Varas, alrededores. Ese viento fresco que permiten esas tierras de ríos y lagos. La humedad en el ambiente, esa humedad que está impregnada en la tierra por las lluvias y su frescura. Verde, mucho verde. Y en medio de todo esto, cercano a aquellas diferentes costas que rodean al Llanquihue, un huerto. Ruibarbo. Áreas y áreas de ruibarbo, listo para ser cosechado, para ser disfrutado. ¿Lo imaginas? Pero es tanto de este fruto que fue traído por alemanes, que no se sabe con ello qué hacer.

Esta problemática fue la que Mauricio Brintrup, su pareja Claudia y su familia, vieron con los terrenos que se tenían en el sur. Querían usar esta materia prima: emprender. Su propia empresa, producto. Comenzaron con mermelada, la manera más tradicional de pensar en el ruibarbo. Pero no tuvo tanto éxito, y los jarros se apilaron, queriéndoles quitar el sueño.

“¿Qué hacer con el ruibarbo?”, se preguntaron. Entonces, decidieron experimentar. Había que usarlo: quizás un licor, un brebaje. Un espumante. Y así lo hicieron, para distraerse, inspirarse y prepararse para la próxima idea. Y lo que bebían, era la respuesta.

Hace sólo unas semanas, Mauricio nos contaba esta historia en sus propias palabras, entre risas, ya como la gran anécdota que es. Nadie antes había intentado comercializar un espumante de ruibarbo, al menos no puro: usualmente se mezcla con uva en su proceso. Así lo hacen en el extranjero, así lo hicieron la primera vez. Pero decidieron hacerlo puramente del fruto, y les gustó. Y funcionó; desde entonces trabajan en este negocio familiar que ha ido creciendo.

No se trata sólo de espumante, o de vino: lo importante y rico son las historias que van con ellos, que tengan una trama para llegar al desenlace que disfruta cada quien en su paladar, cuando el brebaje llega a ti.

RUI Sparkling Wines nació como un experimento buscando respuestas y nuevos rumbos, como los que han iniciado a exportar y vender también en nuestro país, el país de origen. Y sobre todo es una propuesta original.

De sabor fresco, ideal para el verano, para los días de sol y para mezclar, para jugar, probar. Su aroma y sabor no son como nada que encuentras hoy en el mercado, y sus creadores se preocupan de esos detalles. Y de transmitir la historia del producto.

A veces tenemos prejuicios antes de enfrentarnos a nuevas experiencias, así también con los sabores y, en este caso, tragos. Pero tal como en la vida, es necesario arriesgarse y probar. Un espumante con aromas y texturas nuevas por descubrir.

Vino tinto cuida tu piel en invierno

El frío del invierno puede afectar nuestra piel y deslucir la belleza del cutis, opacándolo y avejentándolo.

La humedad, el viento, los cambios bruscos de temperatura y la resequedad, son algunos de los motivos por los cuales nuestra piel sufre. Por lo que debemos aprender a cuidarla como la cuidamos de los rayos solares durante el verano.

La terapia de 3 días al vino Malbec es un tratamiento interesante y muy efectivo para el invierno que humectarátonificará nutrirá tu piel.

Ingredientes para los 3 días

1. Vino tinto Malbec.

2. Arcilla natural.

3. Uvas negras.

4. Uvas verdes (si pueden conseguirse uvas sin madurar mejor, si no blancas).

5. Dos huevos.

6. Aceite de uva.

Con estos ingredientes realizar las siguientes preparaciones, que se utilizarán desde el día 1.

Máscara de tierra

1. Un tercio de taza de vino tinto

2. Arcilla hasta espesar

Prepara una infusión con el residuo de la juguera (semillas y cáscaras de uvas), hirviendo los mismos en abundante agua. Reserva en el refrigerador.

Crema nutritiva natural al vino

1. Un cuarto de taza de vino tinto Malbec

2. Un cuarto de taza de jugo de uvas negras

3. Una yema

4. Una cucharada de aceite de uvas.

Batir en la licuadora como si se realizara una mayonesa: primero la yema y luego los líquidos hasta lograr una emulsión cremosa; métela al refrigerador y no te preocupes si se separan los ingredientes. Batir a mano antes de usar.

2. Ante el espejo y con la ayuda de una gasa limpia, trata de retirar los puntos negros sin lastimar ni marcar, sólo presionando suavemente.

3. Vuelve el rostro al vapor.

4. Aplica la mascarilla de arcilla durante 10 minutos.

5. Lava con agua corriente y luego con la loción limpiadora fría.

6. Aplica la crema nutritiva de noche.

7. Por la mañana aplica la loción hidratante.

El vino tinto Malbec es un vino tradicional de Argentina, si no puedes conseguirlo o es muy caro en tu región, realiza el tratamiento con un buen vino local.

Tanto el vino como las uvas poseen efectos anti-edad, elementos antioxidantes y propician el buen funcionamiento de la piel devolviéndole lozanía y belleza.

Este tratamiento fitocosmiátrico es sumamente fácil de ejecutar y brinda resultados sorprendentes, es muy rico en nutrientes para la piel y muy rejuvenecedor. Repítelo al siguiente mes.